El impulso de querer sentir la aventura de vivir
navegando por la vida.

Viajar, la expresión del tiempo que pasa.

viernes, 16 de julio de 2010

24.- Definitivamente, rumbo al sur.

Las 0730 horas UTC, siempre UTC, después de repostar combustible, y después, mucho después del alba, como pretendía, salimos de la bocana del Port Olimpic en Barcelona, y ponemos rumbo al sur.
El “Mayra Primero”, un precioso Contest 40, un quetch de más de 30 años, navega en conserva con Telémaco. Iniciamos así la maniobra de aproximación para participar de la Flotilla de la Amistad del 2010 hacia el Guadiana y el Algarve.

El Mayra Primero


Tenemos marejada, con viento del SW de fuerza 4. Cielo despejado. Anticiclón y baja estacionarios. Así, iniciamos la ceñida, esa que siempre toca navegar en el mediterráneo. Aquella que mi amigo mayor dijo que “navegar de ceñida no es de señor”. Pero disfrutamos de esta preciosa ceñida, aunque modifiquemos rumbos pasadas las bocanas del puerto de Barcelona y de la punta del río Llobregat. Y ahora sí, ahora ponemos rumbo directo a Formentera, por Espalmador.

La navegación transcurre más incidentes que los típicos de evitar los “rumbos de colisión” propios de esta ruta tan transitada. Pero gracias al AIS no hemos sentido seguros en todo momento, controlados y controlando.

Telémaco

Mayra Primero, desde el Telémaco

_______________________


Para almorzar hemos cocinado una sepia con patatas:
Freír una cebolla picadita, junto con un pimiento verde. Luego, le añado tres dientes de ajo, cortados a rodajas finitas. Cuando toma color, le añado tomate frito, unas hojitas de laurel, y unos clavos.
En lo anterior, sofrío la sepia cortada en trocitos. Le añado agua hasta cubrir, y unas patatas cortadas a trocitos.
Lo dejo hervir, y hacer “chup-chup” hasta reducir. Hoy ha hecho “chup-chup” durante algo más de una hora.
_______________________


Telémaco, rumbo a Formentera


Para cenar, verduras hervidas.


Las guardias me gusta organizarlas con una frecuencia de dos horas. Es un tiempo adecuado que no permite “cansarte” y mantener la vigía. Claro que yendo sólo dos tripulantes, José Luis y yo, también el tiempo de dormir se hace tremendamente corto. Pero una noche puede pasarse hasta sin dormir.

Ha sido a las 0045 horas, en mi guardia, cuando nos hemos visto comprometidos con un buque de pasajeros de 165 m. de eslora, el “Martin i Soler”, a 19,8 nM de nuestra popa, dándonos alcance, y con rumbo 190º, y con otro buque de cargo, de 148 m de eslora, por nuestra proa, el “Jasper S”, a 5,3 nM de distancia y rumbo 360º. Telémaco navega a 4,9 nudos y rumbo 198º. Gracias al AIS nos hemos sentido seguros. En la pantalla observo cómo “Martín i Soler” modifica un grado su rumbo, y algo más tarde otro grado más a su babor para pasarnos al final con rumbo 188º. Gracias.

La noche está estrellada. Ayer tuvimos luna nueva y nos permitió observar con claridad las estrellas. El esplendor de la Vía Láctea no dirige hacia Formentera.

Y al día siguiente, a las 1800 horas, fondeamos en Es Pujols, con viento de SW de fuerza 3. Hemos hecho una navegación tranquila, pero un poco lenta y por ello pesada. Llegamos cansados pero satisfechos. Ahora toca baño y relax.

Telémaco fondeado en Es Pujols


Hoy estoy contento. Es mi santo. Me han llamado para felicitarme. Me han escrito. He estado con los amigos. y he tenido una sorpresa estupenda, con la que he disfrutado un montón, descubriendo escondites. Estoy contento.



Hemos tenido la visita del patrón del Luziana, un Bavaria 47 que tiene su atraque en Marina Badalona, y reconoció a Telémaco.

Los dos barcos fondeados en Es Pujols, 
con sus gallardetes ondeando. El de LTP, Anavre,
y bandera de cortesía de Illes Balears.


El día siguiente, tenemos previsión de viento de levante y hemos decidido fondear en Cala Sahona. Y, efectivamente, entra E/SE de fuerza 3 arreciando a 4.

Fondel de Cala Sahona


En el fondeo de Cala Sahona cuento 52 barcos fondeados. Una locura. La playa, abarrotada. No tengo ganas de bajar a tierra. Decido escribir. Me quedo solo a bordo. José Luis y su hijo han ido a tierra junto con los del Mayra Primero. Yo, solo, decido escribir. Y pensar. Y leer. Y beber un vasito de agua fresca. Hasta la puesta de sol.

La gente viene a esta playa a vivir la puesta del sol. Nosotros también lo haremos, pero a bordo, y hemos decidido que para entonces levantaremos el fondeo y navegaremos con la puesta del sol, a fondear en Illetes.

Mañana estaremos en Illetes y bajaremos a tierra en La Sabina. Será la procesión del Carmen.

Hasta mañana.



2 comentarios:

Isabel dijo...

Hola Rik,

Acabo de leer tu comentario sobre el inicio de tu nueva singladura hacia el Sur pasando por Formentera...¡que envidia y que pena no poder estar ahí, disfrutando de los maravillosos paisajes que describes y de la puesta de sol!!!, en fín, me conformaré con ir siguiendo tu rumbo a través del blog. Buen viaje. Isabel.

Rik dijo...

Isabel, puestas de sol vbivo muchas. Todas iguales, y todas diferentes. Pero puestas de sol.

Es como la vida, que todo marcha, y todo surge. Nos ilusionamos con las cosas que "descubrimos" y no vemos las tenemos.

Pido que sepamos ver y disfrutar lo que tenemos. Porque eso es la vida. Sólo eso. Saber ver.